El ultra catolico, ex ministro de interior, Jorge fernandez, nos cuenta el mismo cuento, que ya en su dia, nos conto cierta infanta, de cuyo nombre, no quiero acordarme, sin darse cuenta, que la mentira, desde su punto de vista catolico, es un pecado muy gordo. Yo puedo creerme, que el no se enterara, de nada, pero que MARCELO, no lo avisara, ESO SI, QUE NO HAY QUIEN SE LO TRAGUE